Tratamientos Biotermicos - Tel.:968 684101


 

Protección de la salud de las personas, de los animales y del Medio Ambiente.


En el año 2004 y en respuesta a la necesidad de cumplir con las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados a consumo humano en cuanto a la gestión de cadáveres de animales llevamos a cabo la construcción de una planta de Categoría 1, homologada: MU300107CAT1, por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Grasas Matinez Tratamientos Biotérmicos comercial con el que diferenciamos la actividad de la planta.

Actualmente prestamos el servicio de recogida transporte y destrucción de animales muertos en explotación en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, a través de la Entidad Nacional de Seguros Agrarios.
Los subproductos cárnicos procedentes de cadáveres de animales y todos los que por la Reglamentación vigente no pueden utilizarse ni para consumo humano ni animal son procesados y eliminados, siguiendo las máximas medidas de seguridad e higiene.

Nuestra planta SANDACH cuenta con la mayor tecnología para realizar la transformación de subproductos cárnicos de una manera limpia y controlada.
La tecnología desarrollada específicamente para el tratamiento de estos subproductos, permite obtener productos finales inocuos y asegurar la trazabilidad, en la alimentación tanto humana como animal, asegurando que no llegan al consumo un producto potencialmente peligroso para la salud.
Las certificaciones ISO que la empresa dispone además de la Autorización Ambiental Integrada estan auditadas por diversos organismos tanto públicos como privados.

Nuestros sistemas informáticos están dispuestos para registrar de forma segura los números de identificación de cadáveres de rumiantes (tanto DIB como Bolos de ovino/caprino) facilitando a la administración los datos de la recogida de cadáveres, garantizando el control de trazabilidad y poniendo a su disposición datos necesarios, para el control sanitario de la cabaña en España.

Nuestro personal está formado en materia de seguridad laboral, sanitaria y conocedora en todo momento del reto que representa trabajar según las directrices y política de calidad y medio ambiente que impone Grasas Martínez.
En definitiva: Nuestro personal gestiona y controla el 100 % del servicio desde la petición, la recogida el transporte y la eliminación.